Made by Dominik Gorris in cooperation with Tobias Gorris. Copyrights reserved.

Posición actual en el mundo

Al finalizar la Guerra Fría, Austria dejó de ser un país fronterizo entre el "Este" y el "Oeste" para convertirse en un país situado en el centro de una Europa más amplia. En lugar del conflicto Este-Oeste, que hasta el desmoronamiento de la Unión Soviética y el derrumbe del comunismo constituyó un factor decisivo, surgieron en Europa nuevas formas de cooperación. Ante este panorama, Austria logró en 1995 fortalecer considerablemente su posición: desde el 1ero. de enero de 1995 es miembro de la Unión Europea (UE). En febrero de 1995, Austria aceptó una invitación para participar en la Asociación para la Paz de la OTAN. Austria fue repetida veces miembro de la Comisión de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la última vez de 1997 a 1999. Sigue desempeñando en el seno de las Naciones Unidas un papel activo y de mediación. En el 2000 Austria pasó a ocupar la Presidencia de la OSCE (Organización sobre la Seguridad y la Cooperación en Europa). En 1998 y 2006 Austria tuvo la presidencia en la Unión Europea.

Viena, capital federal del país, es uno de los centros de las Naciones Unidas y alberga las sedes de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) y varias divisiones de las Naciones Unidas. Viena es asimismo sede de la Secretaría del Consejo Permanente de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE, anteriormente CSCE) y de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo).

Por los años 2009/2010 Austria tiene un asiento en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Austria en la Unión Europea

En el año 1989 el Gobierno federal austriaco presentó formalmente la solicitud de ingreso de Austria en la Unión Europea. Tras el éxito de las negociaciones de adhesión y un referendo en el que dos terceras partes de la población austriaca votaron a favor del ingreso en la UE, Austria pasó a ser miembro de la Unión Europea el 1 de enero de 1995 junto a Suecia y Finlandia.

Desde el 1 de enero de 1995 se aplican a los austriacos las libertades básicas de la UE: libertad en la elección del lugar de trabajo, libertad de establecimiento, libertad de circulación de mercancías, de capital y en la prestación de servicios. Excepto algunas disposiciones transitorias, sobre todo en los ámbitos del derecho relativo a las transacciones inmobiliarias y al tráfico de tránsito, Austria ha adoptado toda la legislación de la Unión.

Desde que es miembro de pleno derecho de la UE, Austria ha tomado parte en los desarrollos esenciales de la Unión y ha participado en la resolución de importantes cambios y medidas de integración (Tratados de Ámsterdam y Niza para profundizar en la integración o los tratados de ampliación de 2004). En las negociaciones sobre el Tratado de Ámsterdam, Austria fue el único Estado miembro que presentó propuestas de reforma concretas sobre temas como empleo, medio ambiente y derechos fundamentales.

Ampliación de la UE

En la segunda mitad de 1998, Austria asumió por primera vez la Presidencia de la Unión Europea, de modo que fue uno de los primeros países en comprometerse con la integración de sus vecinos de Europa del Este. En la primera mitad de 2006 Austria tuvo la segunda vez la Presidencia de la UU.EE., durante su presidencia realizó la IV. Cumbre UE-ALC en Viena. En 2019 Austria tendrá la Presidencia por la tercera vez.

Durante las negociaciones, Austria fundó una colaboración regional con algunos aspirantes a ingresar en la UE (Eslovenia, Eslovaquia, República Checa, Hungría y Polonia) para garantizar una mayor armonización de los intereses comunes dentro de la UE.

Con la mayor ampliación hasta la fecha en la historia de la Unión al ingresar el 1 de mayo de 2004 Estonia, Letonia, Lituania, Malta, Polonia, Eslovaquia, Eslovenia, la República Checa, Hungría y Chipre, Austria dejó de estar en la situación limítrofe que ocupaba desde el final de la Segunda Guerra Mundial, para situarse en el centro de la Europa reunificada, con lo que también se abrió una nueva dimensión geopolítica, ya que, desde ese momento, estaría rodeada de seis Estados miembros de la UE.

Austria forma parte de los países que apoyan con mayor vehemencia las perspectivas de ingreso íntegro y las estrategias de integración que ambicionan los países del sudeste de Europa. Su adhesión es parte del proceso de unificación europea y refuerza la paz y la libertad en Europa. Así pues, Austria también firmó el 25 de abril de 2005 los tratados de ingreso en la UE de Rumania y Bulgaria, según los cuales su admisión tuvo lugar en enero de 2007.

De ahí que Austria también votara a favor del pronto inicio de las negociaciones de adhesión a la UE con Croacia.

Austria apoyó que las negociaciones de adhesión de Turquía a la UE comenzaran el 3 de octubre de 2005 con determinadas condiciones: por iniciativa austriaca, se estipuló por primera vez la capacidad de admisión de la UE y el trato igualitario de todos los Estados miembros como condición previa para el ingreso de futuros países miembros.

Schengen: Austria en la Europa sin fronteras

El 14 de junio de 1985, Francia, Alemania, Bélgica, Luxemburgo y los Países Bajos firmaron en la pequeña localidad de Schengen (Luxemburgo) el Acuerdo de Schengen con el que se busca la eliminación paulatina de los controles de personas en las fronteras internas de estos Estados. La estrecha cooperación en los ámbitos de seguridad y justicia interna, así como la lucha común contra el tráfico de drogas y el crimen organizado permitió garantizar a los ciudadanos europeos tanto la libertad absoluta de movimientos dentro de la zona Schengen como la máxima seguridad.

Para crear las estructuras organizativas necesarias, se instauró, además, el sistema informático de Schengen para el intercambio rápido y eficiente de datos policiales y de justicia. De esta forma se simplificará notablemente el trabajo de la policía, los ciudadanos de los Estados miembros podrán cruzar las fronteras sin tener que pasar controles y las fronteras exteriores se vigilarán de acuerdo a unas rigurosas normas comunes.

El 1 de mayo de 1999 entró en vigor el protocolo de Schengen sobre el Tratado de Ámsterdam, con el que se instauró el sistema de Schengen en la Unión Europea. Austria ya había firmado el 28 de abril de 1995 el Acuerdo de Schengen, convenido anteriormente. En estos momentos, otros socios del Tratado son Alemania, Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Suecia y Suiza. Desde 1999 participan del Acuerdo de Schengen como miembros asociados Islandia y Noruega, que no pertenecen a la Unión Europea.

Los Austriacos en los órganos de la UE

Como miembro de pleno derecho de la Unión Europea, en el momento de su adhesión, Austria contaba con un miembro en la Comisión Europea (el comisario de Agricultura Franz Fischler, en el cargo de 1995 a 2004), 21 diputados en el Parlamento Europeo y 4 votos de un total de 87 en el Consejo de la UE.

Tras la ampliación de la Unión Europea con 10 nuevos Estados miembros, Austria siguió estando representada con voz y voto en todas las entidades políticas de la UE en virtud del Tratado de Niza; sin embargo, en el marco de las nuevas normativas necesarias, se modificó el número de diputados austriacos en el Parlamento de la UE y la ponderación de votos en el Consejo. Desde las últimas elecciones por el Parlamento de la UE en Junio 2009 Austria está en el Parlamento de la UE con 17 diputados. Después de la introducción del Tratado de Lisboa y las próximas elecciones por el Parlamento de la UE en 2014 estará representada con 19 diputados. Austria dispone ahora de 10 votos de un total de 345 en el Consejo de la UE.

Benita Ferrero-Waldner, la ex-ministra de Asuntos Exteriores austriaca, fue la comisaría de la UE para Asuntos Exteriores. En este cargo trabajó estrechamente con el Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común (PESC), Javier Solana. Desde el febrero 2010 el político austriaco Johannes Hahn, antes ministro de ciencia e investigación, es el Comisario europeo de Política Regional.

POSICIÓN ACTUAL EN EL MUNDO