Made by Dominik Gorris in cooperation with Tobias Gorris. Copyrights reserved.

Turismo

Austria es un país pequeño, compacto, fácil de recorrer e interesante para conocer. Existen paisajes espectaculares en todos los rincones: viñedos, antiguos castillos y venerables abadías frente al Danubio, boscosas elevaciones que sobresalen de fértiles terrenos, lagos salpicados de veleros y rodeados de imponentes montañas, picos alpinos en un mundo helado de glaciares que buscan llegar al cielo. Las ciudades son tan variadas como el campo que las rodea: ciudades históricas con estrechas callejuelas o vastas plazas, ciudades mercado que apenas han cambiado desde la Edad Media, pueblitos montañosos con sus prolijas casitas, todas con sus balcones de madera de donde cuelgan las flores.

Se topará con la historia a cada momento. Austria tiene más castillos y palacios abiertos al público que cualquier otra área comparable de Europa. Imponentes museos y pequeñas iglesias rurales albergan los más destacados tesoros artísticos pertenecientes a distintos períodos y estilos.

La actividad cultural en Austria es incesable, la cocina exquisita y el surtido para las compras muy amplio.

Vestimenta: En invierno es indispensable llevar ropa de abrigo y zapatos o botas con suelas antiresbaladizas. En primavera y otoño, se aconseja llevar alguna ropa de abrigo y un impermeable. En verano, un sweater o cardigan y un impermeable para toda ocasión le será muy útil, pues las noches son frescas, especialmente en las regiones montañosas.

Dinero: El 1 de enero de 2002, Austria cambió el chelín austriaco por el euro, la divisa común de 16 países miembros de la Unión Europea. El euro (abreviado EUR ó €) se subdivide en 100 centavos. No existen restricciones para ingresar o sacar dinero austriaco o extranjero al o del país.

Todos los bancos utilizan el mismo tipo de cambio oficial del día; las oficinas de cambio en estaciones ferroviarias y aeropuertos recargan una comisión. Las tarjetas de crédito de mayor aceptación en Austria son American Express, Diners Club, Master Card y Visa, los cheques de viajero son bienvenidos en todos lados.

Tráfico ferroviario: La red nacional austriaca de comunicación ferroviaria cubre, en total, unos 5.800 km y está conectada con la red internacional. Se pueden reservar los asientos. Hay un servicio de trenes entre Viena-Salzburgo, Viena-Graz, Viena-Klagenfurt y Viena-Innsbruck con intervalos de una o dos horas. En las tarifas ferroviarias normales se conceden diferentes descuentos como por ejemplo: Eurailpass, boletos de ida y vuelta para trenes de cercanías (hasta 51 km), descuentos para la tercera edad y para grupos. Los niños hasta los 6 años podrán viajar gratis. Los jóvenes hasta 15 años pagan únicamente la mitad del pasaje. El viaje podrá ser interrumpido a partir de un recorrido que sobrepase los 71 km, pero debe confirmarlo el revisor del tren. La mayoría de los trenes expresos diurnos poseen vagón-restaurante y los nocturnos, además, coches-cama.

Aeropuertos internacionales: Austria cuenta con seis aeropuertos internacionales: Viena, Salzburgo, Innsbruck, Graz, Linz y Klagenfurt.

TURISMO